20110501

Instrucciones En Caso De Amnesia I - Cama

Saludos Señor Rviz. En vista de la creciente preocupación por no saber que hacer en caso de un ataque de amnesia, he decidido empezar a escribir un compendio de instrucciones sobre aquellas cosas de la vida que damos por hechas, "vanas" explícitamente entre comillas, pues ya sabe usted (al no recordar nada), que la vida está constituida por los detalles. Sírvase de un lazarillo y un diccionario de la real academia de la lengua española en caso de no comprender el significado de algunas palabras.

Cama: fem. s: catre, litera, lecho, base, matriz.

La cama es un elemento doméstico subvalorado, está íntimamente ligado a la vida humana. La valoración real no se debe solo por que en ella se pasa un tercio de ella durmiendo (véase sueño), sino por otras actividades social-afectivas que se ejecutan en ella.

    Su función principal es ser el sitio para dormir, generalmente de noche (véase ciclo circadiano). Se ubica sobre el suelo en la habitación personal del usuario, en inglés bedroom, no hay palabra en español tan clara y precisa. Consta de un marco que soporta un colchón, sobre este se colocan las ropas de cama, cobijas y las almohadas. Al dormir, en particular de noche, la temperatura corporal desciende drásticamente. Para prevenir gripes innecesarias e hipotermia se aisla térmicamente el individuo que pernocta usando una capa base de aire en la parte inferior junto con tejidos de lana, algodón, poliester y otras fibras sintéticas que atrapan el aire en microbolsas.
    La capa base de aire oscila entre los 20 y 80 cm de altura. Esta es la altura del soporte o armazón. Previene la pérdida de calor por contacto directo del colchón con el suelo. La altura depende del usuario. Para infantes neo natos esta altura suele ser máxima, esto facilita la colocación del individuo por parte de la nodriza. Esta altura está generalmente acomodada para facilitar al usuario final sentarse fácilmente en el borde del colchón y poder colocar a la vez la planta de los pies en el suelo.
    El armazón o marco está hecho generalmente de madera o metal. Tiene forma rectangular (véase figuras geométricas). Sostiene por medio de tablas (perpendiculares al largo del rectángulo) al colchón. En marcos de madera, la calidad del material junto con la complejidad del tallado le dan valor agregado. (véase artesanos).
    El colchón es un elemento de dimensiones similares al marco. No es una superficie rígida, de otro modo la gente preferiría dormir directamente en el suelo, puede deformarse ligeramente acodándose a la forma del usuario una vez esté puesto sobre este. La suavidad del colchón  lo divide en ortopédico (rígido), semi-ortopédico y suave. Existen dos clases básicas: colchón y colchoneta. Difieren por su flexibilidad y portabilidad. La colchoneta es un elemento enrollable, portátil, encaja en la categoría ortopédico. En tanto el colchón no es enrollable, tiene un esqueleto metálico que puede tener una matriz de resortes en colchones suaves. Claro está que esta clasificación depende fuertemente del usuario y su gusto. Al igual que las cobijas, el colchón cumple una función aislante térmica. Debe cambiarse el colchón cada cinco años, a lo sumo cada diez años para evitar acumulación excesiva de ácaros (parásitos artrópodos arácnidos microscópicos que se alimentan de la piel muerta).
    La ropa de cama consta de tres piezas: sábana, sobresábana y fundas de almohada. Ligado a este sistema está la Pijama (ropa de humano para la cama). Estas están hechas de tela. Las más frescas y cómodas son tejidas con algodón. La sábana es un elemento que cubre  la cara superior del colchón, se ajusta a este mediante elásticos en la parte inferior. La idea es que el colchón  quede con la sábana puesta como un pie en una zapatilla de ballet. Sobre la sábana va la sobresábana. Esta tiene dimensiones un poco mayores  a la cara del colchón. Sobre la sobresábana vienen las cobijas y la colcha. Las fundas de almohada llevan dentro las almohadas como las medias a los pies. La función principal de la ropa de cama es higiénica, absorbe la sudoración secretada durante, también el sueño recoge las células de piel muerta que caen. No se preocupe, si bien usted se desmorona a pedacitos todos los días, constantemente su cuerpo se regenera. Dado su bajo peso, la ropa de cama es fácilmente lavable. Se recomienda cambiar la ropa de cama cada 1-2 semanas.
    Las cobijas son elementos de dimensiones similares a la sobresábana. Son tejidos de fibras gruesas de lana, algodón, poliester y/u otras fibras sintéticas que atrapan el aire en microbolsas,  recuérdese que el aire tiene un bajo coeficiente de conductividad térmica, retardando así el flujo de calor. Generalmente sobre las cobijas va una sobrecobija llamada cubrelecho, que además de aislar térmicamente cumple una función estética, dándole a la cama un aspecto agradable. En climas cálidos no debe utilizarse cobijas. Esto eleva exageradamente la temperatura del usuario desencadenando un sueño incómodo. Se recomienda lavar las cobijas una vez cada cada seis meses o una vez al año.

    El usuario debe acomodarse entre la sábana y la sobresábana, apoyando su cabeza en la almohada (con la funda puesta) siguiendo este patrón: marco, tablas, colchón, sábana, usuario, sobresábana, cobijas y cubrelecho. El orden está estandarizado por la gravedad terreste. En caso de olvidar esto, basta con tocar la puerta de un vecino (en el barrio residencial) y que por favor le muestre la configuración de la cama. En caso de estar leyendo este manual en trayectoria interplanetaria preguntar al centro de control en tierra o a los demás miembros vivos de la tripulación, en el peor escenario se verá obligado a leer otro manual escrito por los fabricantes de la nave. La cabeza generalmentereingestión de monóxido y dióxido de carbono, evita elevar la temperatura del microclima bajo las cobijas.

    Los esclavos de la televisión generalmente tienen dicho aparato en la misma habitación de la cama. (Véase Tele-Vicio-N) Pueden dedicarle entre una y diez horas diarias al culto de la radiofrecuencia UHF, con un promedio de dos horas diarias, llegando algunos días al extremo de 18 horas de tele en días festivos con pausas para evacuar orina y heces. Dicha esclavitud obliga a realizar en la cama quehaceres cotidianos que tiene sus espacios ya asignados en el hogar, como la comida y la reparación de prendas con hilo y aguja. No se limita a actividades de dedicación mental baja. Algunos entes han desarrollado habilidades multitarea (multitask) similares a procesadores de cómputo en paralelo. Así pueden ejecutar labores académicas prestándole atención a la televisora, aquella caja, ahora pantalla plana, de imágenes y sonidos, dejando de vivir una vida propia para vivir en pos de lo que hacen los demás. 
    Es recomendable (en caso de tener dicho aparato maldito) dejar el televisor fuera de la habitación, así el espíritu del usuario puede crecer libre, permitiendo la lectura creativa y recreativa, además los sueños se entregan enteramente a la imiaginación propia.

    El tamaño de la cama durante varias décadas en el siglo pasado, representó el estado civil del usuario. Cama sencilla indicaba un usuario soltero, cama doble un usuario casado, a lo más en estado de viudez. Actualmente no solo los infantes y los solteros duermen en cama sencilla, existen también matrimonios estables en los que cada parte duerme en su cama individual, generalmente para evitar los ronquidos de la otra parte. Los divorciados duermen en camas sencillas. Las camas dobles o matrimoniales no son exclusividad de los matrimonios. Las madres solteras suelen compartir este tipo de camas con sus hijos hasta los cinco o seis años de edad. Muchas veces madre e hija duermen en la misma cama pasada la adolescencia. En los sectores más desfavorecidos de la sociedad, matrimonios enteros (incluyendo hijos) comparten cama matrimonial, incluso hay camas matrimoniales donde duermen tres o mas hijos. Existen también solteros con camas matrimoniales para si mismos, no solo gentes de sobrepeso.
    Aparte de esta clasificación básica binomial, existe el tipo de cama semidoble, que es una cama para soltero: con el ancho adecuado para que una persona duerma cómodamente girando y girando entre sueños, más el ancho para media persona mas. En la práctica no se puede tener medias personas vivas. Así pues es una cama para un usuario en la que eventualmente puede dormir otro usuario mucho más cómodamente que en una cama sencilla, pero no en forma definitiva como en la cama matrimonial.

    Si bien las relaciones sexuales pueden llevarse a cabo en lugares públicos, se prefiere socialmente que estas se ejecuten en recintos privados. La cama resulta entonces un lugar apropiado, se presta para  múltiples configuraciones durante el coito. Tiene un área útil mucho mayor que la de sillas y sofás, es más cómoda, resistente y estable que las mesas del comedor y los mesones de la cocina (sin tener en cuenta las estufas y los hornos), además después del acto la pareja (en una relación  sexual estándar participan dos personas de sexo opuesto) puede descansar plácidamente y/o dormir, clara ventaja sobre la ducha, la tina o el jacuzzi.
     Es en la cama donde se realiza el coito que conlleva a la fecundación y el posterior embarazo.
    La cama es también el lugar más apropiado para pasar enfermedades. En usuarios de edad avanzada, la cama resulta ser el lugar donde pasan los últimos días antes de morir. De allí la expresión "en su lecho de muerte".

   En sí al dormir no se esa en la cama. La mente se desconecta, abandonándose a la imaginación yendo, a mundos etéreos que se desvanecen al despertar. La cama es entonces un muelle, un puerto de partida y llegada entre sueños y realidad, un puente entre el lado de allá y el lado de acá. Es un altar para ejecutar desdoblamientos, viajes al yo interno, vislumbrando las pasiones secretas incluso para uno mismo.

  Mi cama está hecha de cedro (madera) pintada en tonos oscuros. El marco mide 2.00m x 1.10m x 0.36m,  ancha para el promedio de camas sencillas pero no lo suficiente para calificar en la categoría semidoble. Tiene una altura de tablas 0.23 m de aire. La altura de la cabecera es de 0.82m. Tiene un colchón semi-ortopédico Picolín de 1.00m x 1.90m x 0.20m  y sobre este una cochoneta Picolín de 1.00m x 1.90m x 0.08m, dando un balance general de suavidad 3/4 entre ortopédico y semi-ortopédico. La altura de la superficie es aprox. 0.50m, bastante cómoda para sentarse. Recientemente he realzado pruebas para determinar la importancia  de mi cama para mí. La he desarmado, he dormido con el colchón o la colchoneta directamente en el suelo frío, muy frío. He colocado las tablas, el colchón y la colchoneta, térmicamente equivalente a la cama armada (la madera es buen aislante), pero he tropezado en la madrugada con las tablas ligeramente salientes, en particular en el dedo meñique sin preferencia por algún pie en específico, solo los dedos meñiques. Salvando este detalle, siento el techo más lejos,  prefiero estar un poco más lejos del suelo de lo que yo pensaba, cosa completamente distinta en condiciones extraordinarias como visitas y campamentos. Uso dos cobijas y dos cubrelechos a la vez. Duermo sin pijama, la uso solamente cuando la noche es muy fría. En las visitas y campamentos la comunidad prefiere que duerma vestido. Duermo generalmente solo. Duermo en ella desde 1996. Esta semana debo cambiar las sábanas.
Publicar un comentario

Filipo Rviz y el Taller del Cuento Ciudad de Bogotá 2008

Sobre esta página

Filipo Rviz / Felipe Gómez abre este espacio en abril de 2008 cuando hizo parte del Taller de Cuento Ciudad de Bogotá 2008.
Dirigido por Carlos Castillo Quntero
http://www.tcuentobogota.blogspot.com

Desde entonces esta Bolsa de Ideas reune los relatos preliminares.


Derechos de Autor

Felipe Gómez © 2007 - 2013
Todos los derechos reservados.