20090125

Atemporal

2.23s
¡Mierda! Ya no hay vuelta atrás.
1,69s
Lo que fue, fue.
0,55s
¿Y si ella tiene la razón?
0,04s
Hey tío, ¡cabeza fria!
0,0.3s
Nada de cerrar los ojos
0,0.2s
No mires más al cielo, mira hacia donde vas.
0,01s
¡No los cierres idiota!


Ahora te has quedado en las tinieblas, cobarde. Y pensabas que podías encarar la muerte, ver sus ojos y sonreirle. A la larga, nadie sabrá lo gallina que fuiste. Quizá lo dirán, ¿recuerdas aquella conversación sobre los suicidas?

-Matarse es algo estúpido, imagínate lo complicado que es estar vivo. Si este puto planeta estuviera unos cuantos cientos de kilómetros mas lejos o mas cerca del sol, o sería un congelador gigantesco, o un infierno absoluto negándole cualquier oportunidad a la vida, al menos como la conocemos. Si sólamente hay vida en este planeta, tus átomos tienen el gusto exquisito de pertenecer a un ser vivo, una casualidad increible en el maldito universo. Y el hacer parte de un ser consciente, valla, deben estar en la gloria tus moléculas, se han ganado la última lotería. Y vienes tu, egoista, y les arrebatas su premio?

-Debes mirar más allá, las partes aisladas son simplemente partes, una neurona no puede admirar por si sola un cuadro, o leer un libro, no eres simplemente la suma de átomos., tan poco eres sólo un ser vivo Tu eres un ser consciente, puedes trascender.


Silencio, un par de cabellos han entrado en contacto con el suelo. ¿cuánto tiempo más de vida te queda? ¿Lo vas a desperdiciar pensando en tonterías? ¿por qué diablos estamos aquí?


-En todo caso me parece algo cobarde el quitarse la vida para escapar de los problemas. Mira, te mueres y ya, se acabó todo, perdiste no se cuantas oportunidades de ver el sol, la luna, follar hasta el nirvana, tomarte un buen trago, que se yo... te pierdes de vivir.

-Ajá, a mí me parece más cobarde esperar a que te alcance la muerte y no encararla cuando estás listo. Además, ¿quién te asegura que todo se acaba allí? Te haces el pendejo al negar que el hombre desde que es hombre ha sido fascinado por lo sobrenatural. Tú, que eres ateo, ¡le apostarias a probar que Dios no existe?


¿Y si ella tiene la razón? Hombre, ¡sin dudas!, ¿qué pensabas cinco pisos mas arriba? con firmeza, mente clara, se nos acaba el tiempo. Puedes sentir ahora tu craneo quebrándose, recibiendo el impacto de la tierra chocando contra ti a poco mas de 20 metros por segundo, se raja por la mitad, la fisura nace en la coronilla y se extiende desde la base del cuello hacia la frente. Justo como lo imaginabas, como huesitos de pollo en la boca del perro. No hay dolor, todo transcurre en la más increible calma. Se fragmenta como un cristal martillado, pronto la materia gris se confundirá con concreto.

Eres un maldito excibicionista. Debías hacerlo en el centro de la ciudad, a la hora del almuerzo, definitivamente querías robar pantalla.
Publicar un comentario

Filipo Rviz y el Taller del Cuento Ciudad de Bogotá 2008

Sobre esta página

Filipo Rviz / Felipe Gómez abre este espacio en abril de 2008 cuando hizo parte del Taller de Cuento Ciudad de Bogotá 2008.
Dirigido por Carlos Castillo Quntero
http://www.tcuentobogota.blogspot.com

Desde entonces esta Bolsa de Ideas reune los relatos preliminares.


Derechos de Autor

Felipe Gómez © 2007 - 2013
Todos los derechos reservados.